Glenn y Glenda Moyer
  • Lugar donde sirven: Bogotá, Colombia
  • Desde que sirve: 2000
  • Casados en: 1979
  • Hijos: Mathew, Nathan, Lori y Ryan

Glenda y Glenn Moyer crecieron a una distancia de kilómetro y medio entre sí. Ambas familias asistieron a la misma congregación menonita durante sus años más jóvenes.

Glenda recuerda claramente que le pidió a Jesús que entrara en su corazón cuando tenía seis años, como respuesta al narrador de la Sunshine Children’s Hour en la radio. Después de graduarse en el Goshen College, se sintió guiada a usar su diploma de educación primaria en una escuela cristiana de los barrios pobres de Filadelfia. Estando allí, participó en el Programa Menonita de Servicios Voluntarios durante dos años y medio, sirviendo como consejero de día de los campamentos durante las vacaciones de verano.

Desde siempre, Dios ha formado parte integral de la vida de Glenn. Se graduó del Goshen College en 1972 con un diploma de Educación y Biología, y después fue a darles clases a los hijos de misioneros en un centro de Wycliffe en Bolivia, donde estuvo dos años. De vuelta en Pennsylvania, dio clases en la Escuela Cristiana de Penn View, cerca de su población de origen.

Después de contraer matrimonio en 1979, Glenn se unió a Glenda en los ministerios urbanos. Mientras vivían en un vecindario de una gran ciudad, Dios los estaba preparando para el ministerio en el extranjero. Cuatro años más tarde, respondieron de forma positiva a un llamado de Wycliffe para darles clase a los hijos de misioneros en la Academia El Camino (ECA), en Bogotá, Colombia.

Después de tres años sirviendo en la ECA, Glenn y Glenda regresaron a Filadelfia. Durante los nueve años siguientes, Glenn dio clases en una escuela cristiana del oeste de Filadelfia, donde se unieron a un ministerio naciente con estudiantes internacionales y universitarios. Glenda se convirtió en educadora especializada en partos, y trabajaba voluntaria en un centro de crisis del embarazo mientras les daba clases a sus hijos en su hogar. Daba clases también en un club bíblico del vecindario y ayudó a organizar una escuela dominical.

En 1995, los esposos Moyer regresaron a Bogotá con sus cuatro hijos. Allí, Glenn sirvió como el único miembro a tiempo entero del personal para la escuela media de la ECA, y Glenda dio clases de segundo grado y kindergarten. Asociados con las Misiones Mundiales de los HEC de Estados Unidos desde el año 2000, los esposos Moyer se mantuvieron en sus posiciones y responsabilidades en la Academia El Camino, donde siguen ministrando en la actualidad.