Desde movilizar la ayuda en los desastres hasta satisfacer las necesidades humanas básicas, el Fondo Mundial de Compasión existe para aliviar el sufrimiento en el mundo.

Por medio del Fondo Mundial de Compasión, podemos ser las manos y los pies de Jesús para aquellos que se encuentran en una necesidad extraordinaria. Iniciado en 1974 como el “Fondo para el Hambre en el Mundo”, este ministerio fue establecido para proporcionarles alivio en el hambre a aquellos que viven en países donde están presentes los HEC. A lo largo de los años siguientes, el ministerio se extendió para incluir una amplia gama de ayudas de compasión y alivio, como las ayudas en los desastres después de una inundación, o la contribución de materiales escolares para los niños que viven en la pobreza.

El Fondo Mundial de Compasión tiene los fondos en una cuenta asignada. Esta cuenta se va llenando nuevamente gracias a la generosidad de las personas y las congregaciones. A medida que surgen las necesidades, el equipo de líderes revista las solicitudes de ayuda y, una vez aprobadas, utiliza los fondos donde se los necesite.

Durante la década pasada, les hemos podido ofrecer más de $1 millón en ayuda a los siguientes países: Haití, Honduras, India, Japón, Malaui, Mozambique, Nepal, Zambia y Zimbabue:

  • 2012 — $86.970
  • 2013 — $57.684
  • 2014 — $37.257
  • 2015 — $71.500
  • 2016 — $62.510
  • 2017 — $19.999
  • 2018 — $12.539

¿Querría hacer una donación al Fondo Mundial de Compasión?*

DONE AHORA

O envíe un cheque a:**

Brethren in Christ U.S.
431 Grantham Road
Mechanicsburg, PA 17055

*Cuando haga el donativo en línea, asegúrese de escoger “Fondo Mundial de Compasión” en el menú desplegable.

**Si escribe un cheque, hágalo a nombre de “Brethren in Christ U.S.” y asígnelo a “Fondo Mundial de Compasión” en la línea del memorándum.