El Proyecto 250 es un conjunto de cinco prioridades que guiarán a la denominación desde ahora hasta nuestro 250 cumpleaños en 2028.

Los Hermanos en Cristo pueden rastrear su historia hasta finales de la década de 1770 en la parte central de Pensilvania, donde un pequeño grupo de creyentes rompió con lo convencional y se bautizaron entre sí en Conoy Creek. Habían llegado a darse cuenta de que su comprensión de la vida cristiana, su enfoque en la obediencia bíblica y su pasión por el discipulado no encajaba con los grupos de fe de su tiempo.

Hoy nos mantenemos firmes en esos mismos valores y estamos listos para seguir el llamado que Dios ha puesto sobre nosotros. Mirando hacia el futuro, les pedimos a nuestros líderes y pastores que oren y reflexionen sobre cómo les gustaría ver crecer a los HEC EE.UU. y participar en el llamado de Dios en los próximos años. Identificamos cinco prioridades clave a partir de sus comentarios que nos guiarán hacia nuestro 250 aniversario en 2028.

1. Reafirmando nuestra identidad como una comunidad de seguidores de Cristo.

Nuestra identidad en Cristo precede a todos los demás aspectos de quiénes somos y a lo que somos llamados a hacer hoy como pueblo de Dios. Nuestro compromiso es mantener a Jesús en nuestro centro, acudir directamente a la Palabra de Dios en busca de guía y enseñar nuestros valores básicos como principios rectores para la vida y la práctica. Nuestros objetivos son:

  • Aumentar la comprensión y la conciencia de nuestros valores básicos
  • Actualizar el libro Enfocando Nuestra Fe e incluir las prácticas básicas.
  • Hacer que las congregaciones de los HEC EE.UU. utilicen los valores básicos y sus materiales de apoyo en la vida congregacional

2. Hacer discípulos para toda la vida

Vivimos en un mundo poscristiano; sin embargo, Jesús nos llama a un viaje de discipulado de por vida e invitar a otros a la intimidad con Cristo. Estamos comprometidos a capacitar a nuestras congregaciones para que se involucren en este trabajo proporcionando enseñanza y recursos en todos los puntos de su andar de fe. Nuestros objetivos son:

  • Aumentar la comprensión y la conciencia de la naturaleza del discipulado desde una identidad y perspectiva de los HEC
  • Aumentar la comprensión y la conciencia de los principios para hacer discípulos
  • Facilitar que las congregaciones de los HEC EE.UU. desarrollen una “hoja de ruta” de proceso contextualmente específica para desarrollar discípulos de Jesucristo de por vida

3. Multiplicar congregaciones misionales, movimientos y líderes misioneros

Nuestras congregaciones son llamadas a impactar e invertir en sus propias comunidades. Estamos comprometidos a desarrollar e implementar iniciativas para ayudar a las congregaciones existentes de todos los tamaños a mantenerse saludables, prosperar y reproducirse. Nuestros objetivos son:

  • Lograr que las congregaciones de los HEC EE.UU. comprendan mejor la naturaleza de las congregaciones saludables y que se reproduzcan
  • Capacitar a los ministros asignados para ser líderes siervos y equiparlos para enseñar a otros
  • Multiplicar los lugares de vitalidad misional que atraen a las personas a una relación de por vida de conocer, amar y seguir a Jesús

4. Aumentar la conciencia y el impacto global

Las Misiones Mundiales de los HEC EE.UU. ha estado activo en el ministerio intercultural durante más de 100 años y ha construido una red de pastores, iglesias y ministerios en todo el mundo. Estamos comprometidos a brindar educación sobre nuestra huella global y a construir relaciones entre nuestras congregaciones y misioneros. Nuestros objetivos son:

  • Que los ministros y congregaciones asignados por los HEC EE.UU. se vuelvan más conscientes de la necesidad y los desafíos del ministerio intercultural
  • Que los ministros asignados por los HEC EE.UU. comprendan mejor la realidad global de la Iglesia los HEC
  • Lograr que las congregaciones de los HEC EE.UU. comprendan mejor y se conecten con los misioneros de los HEC EE.UU.

5. Creciendo para reflejar las realidades demográficas de nuestras comunidades

Las comunidades que rodean nuestras congregaciones son diversas y queremos que nuestras congregaciones reflejen eso. Además, queremos aumentar la cantidad de mujeres calificadas y personas de color que prestan servicios con los HEC EE.UU. en sus roles ministeriales asignados y juntas directivas. Estamos comprometidos a brindar recursos, aliento y responsabilidad a medida que crecemos en esta área. Nuestros objetivos son:

  • Que las congregaciones de los HEC EE.UU. comprendan mejor las realidades demográficas de su congregación y comunidad
  • Incrementar el número de mujeres y personas de color debidamente calificadas que prestan servicios en los roles ministeriales asignados por los HEC EE.UU.
  • Incrementar la cantidad de mujeres y personas de color debidamente calificadas que prestan servicios en las juntas directivas de las Conferencias Regionales y la Conferencia General de los HEC EE.UU.
  • Incrementar el número de mujeres y personas de color debidamente calificadas que prestan servicios o asesoran en el Consejo de Liderazgo de los HEC EE.UU.

Para obtener más información sobre el Proyecto 250, lea el informe completo del Consejo de Liderazgo.

REPORTE PROYECTO 250

Preguntas y respuestas Proyecto 250

Lea nuestra conversación con el director nacional Alan Robinson sobre cómo espera que estas prioridades den forma a la denominación en los próximos años.

LEA LAS PREGUNTAS Y RESPUESTAS